Recomendados

 
 
 

Radios

 

Dice el profeta: "..Por tanto, Jehová esperará para tener piedad de vosotros, y por tanto, será exaltado, teniendo de vosotros misericordia; porque Jehová Dios es justo; bienaventurados todos los que confían en Él..” (Isaías 30:18). ¡Qué difícil es esperar! Pero en Dios todo es posible. Mientras nuestras oraciones se levanten ante Él como perfume agradable a sus ojos, en su tiempo él nos contestará.

Todos tenemos algo que esperar en Dios, ya sea inmediato o mediato. Sin embargo, no nos entristecemos ni socavamos, ni nos impacientamos porque sabemos que pronto ¡Vendrá la respuesta celestial! Aunque Dios viene en “ahora eterno”, no obstante Él realiza sus propósitos al cabo de un cierto tiempo. Toda petición que se pone delante de Dios es como la simiente que cae en la tierra, y hay fuerzas de Dios que más allá de nuestro control tienen que obrar sobre ella, antes que conceda la respuesta.
 
Chicos, tanto vos como yo tenemos peticiones hechas delante de nuestro Dios y solo Él y nuestros corazones las conocen. Algunas son para que Él conteste pronto y otras deberán esperar. Algunas nos han hecho derramar lágrimas delante de Él, intercediendo para que su Espíritu Santo las elevara hasta sus atrios. Quién escribe ha aprendido estas cosas, y por eso le estoy agradecido al Espíritu Santo que el esperar y el silencio de Dios es una bendición; porque Él está trabajando para darnos mucho más de lo que pedimos o entendemos. Porque nuestros pensamientos no son los pensamientos de Dios, porque los pensamientos de Dios son más altos, son mejores. Por eso, esperamos confiados, con paciencia, fe, amor, dignidad, solidaridad. Sabiendo certeramente que nos contestará ¡Gloria a Dios! 
 
Y esto es para aquellos que por años están en los caminos del Señor y tienen un ser querido atrapado en las garras del diablo: drogas, rebeldías, enfermedades, etc. ¿Cómo debemos esperar? ¿Sentados? ¡No! Nunca dejemos que el enemigo nos arrebate la iniciativa de las manos. Nunca dejemos el campo de batalla, siempre seamos los primeros en la lucha para obtener la gran victoria.
 
En mi vida hubo y habrá peticiones importantes, pero sabe mi Dios que solo espero sus tiempos. Hay muchos que "esperando en Dios" sufren problemas varios; pero no se aflija tu corazón ante situaciones inesperadas, ante tiempos aparentemente fuera de control. Tu, yo, y el Señor sabemos que podemos y debemos esperar. Me viene a la mente esta canción donde dice: “..Basta solamente esperar lo que Dios irá a hacer…Nunca vi un justo sin respuesta, o quedar en sufrimiento..”
 
Dios ayuda a aquellos que confían en Él y como termina este versículo en Isaías 30:18: “..Bienaventurados todos los que confían en Él..” En el mundo de hoy se hace todo rápido, todo instantáneo, pero los que esperamos en Dios y que no somos de este mundo, aprendemos a confiar y esperar en Él. Es lo mejor. 
 
Caly Muñoz (Servidor de Dios - MCyM Banfield)