Recomendados

 
 
 

Radios

 

Lo vivido en estos días quedará para siempre en mi meoria. Desdeel Congreso 2015. Como organizadores NO DEJAMOS DE ORAR y clamar por la juventud, con un anhelo ardiente de ver vidas cambiadas y transformada por el poder del Espíritu Santo de Dios. Y lo que ocurrió en estos días fue la respuesta a muchas oraciones. ¡Gloria a Dios!
 
En cada reunión se pudo sentir el fluir del Espíritu Santo manifestando su poder a través de sanidades, liberaciones, conversiones, derramando sobre cada uno de nosotros una unción fresca y renovada.¿Y ahora? ¿Que debemos hacer? Pues cuidar y perseverar en lo que el Padre decidió por gracia darnos en esos días. Una de las palabra que marcó mi vida en una de la reuniones fue la que nos habló de que los frutos del Espíritu son silenciosos. fe, paz, mansedumbre. A esos frutos no se los escucha, pero deben estar siempre en nuestras vidas, porque podemos vivir una vida cristiana con mucho "ruido" pero con pocos frutos, fundamentales en la vida del liderazgo y del pueblo de Dios.
 
Un frase que escuché de Katryn Kuhlman es: "Recuerda, ruido no es señal de poder" Lo que Dios está haciendo en estos días es más que una experiencia emocional, es un derramamiento de su poder para transformar, para hacer volver al pecador de sus malos caminos. ¡Prediquemos a Jesús! ¡Nombre sobre todo nomre! ¡Nuestro gran ejemplo! Este es un tiempo muy especial y glorioso, y para alcanzar todo lo que el Padre preparó para cada uno de nosotros no olvidemos ni descuidemos el mensaje que recibimos en este Congreso: "SANTIDAD, TODO LO QUE NECESITAS"
¡Tu hermano en Cristo!
Mariano Bossi